Cuando un cliente te rechaza un presupuesto empiezan las dudas: ¿habrá sido por el precio?, ¿habrá sido los plazos?, …

Y cuando esto se repite, las dudas son mayores.

En muchos casos ocurre que no nos gusta hacer presupuestos y en consecuencia no le dedicamos el tiempo y el interés que requiere. Sin embargo, es el último paso para terminar de cerrar una venta. Vamos, lo más importante de todo lo que hemos estado haciendo hasta ahora.

Podemos invertir grandes cantidades en: una página web; en tener unas redes sociales fabulosas, en campañas increíbles, etc. Sin embargo, justo en el momento clave de la decisión, si no le dedicamos esa atención especial como para terminar de convencer, todo lo que hemos realizado hasta ahora no nos sirve de nada.

Aquí te dejo algunos consejos que si lo aplicas te pueden venir muy bien.

1-. El PRECIO.

Si te centras en el precio tu cliente solo ve precio y no llega a percibir los beneficios y mucho menos el problema que le solucionas con tu producto o servicio

Estoy de acuerdo que el precio es importante pero todavía lo es más el problema que le vas a solucionar.

¿Como puedes ponerle solución?. Trabaja un presupuesto como si fuera una página web: haz foco en el PROBLEMA que solucionas, hazlo desde el DOLOR y dile como se lo SOLUCIONAS.

En tu primera propuesta te llevará más tiempo, pero una vez que te hayas creado la primera plantilla te llevará menos tiempo adaptarla.

2-. La CONFIANZA

En mi caso lo dejo muy claro. Dedico un apartado exclusivo a la GARANTÍA, si una vez que han pasado 10 días no estas conforme con mi curso o mi asesoría “te devuelvo todo el dinero”. De esta forma despejo todas las dudas que tuvieran que ver con la confianza.

En tu caso, seguro que puedes darle confianza a tu cliente de alguna forma. Transmíteselo.

3-. PERSONALIZARLA

No envíes propuestas estándar. Incluye características o datos donde le demuéstres que conoces sus necesidades y que la solución que le ofreces es la más adecuada.

Justifica que tu opción es la mejor que pueda elegir para resolverle el problema que tiene.

4-. ESTRUCTURA.

Hay muchas posibilidades de estructurar tus propuestas.

Mi consejo es que la propuesta no tiene que ser muy extensa. Debe de ser muy clara y concisa sobre todo en el problema que solucionas y como lo solucionas. En algunos casos quizás requiera de detalles implique incluir detalles y especificaciones, en esos casos utiliza “anexos”, de tal forma que el cuerpo de la propuesta no se haga pesada y quede más legible.

Aquí te dejo una propuesta sencilla:

  • INTRODUCCIÓN. Aquí es donde puedes demostrar al cliente que le conoces y que eres consciente del problema que le vas a solucionar
  • PROBLEMA Y SOLUCIÓN. Identifica el problema y describe como se lo vas a solucionar. Este punto es el de mayor importancia, apóyate en técnicas de copywriting. Usa negritas y mayúsculas para resaltar donde quieres que tu cliente presta mayor atención.
  • GARANTÍA. Dale confianza, que no considere que tu opción es una opción más y sobre todo que no es una opción de riesgo. Por ejemplo: si no estas conforme te devuelvo el dinero, pruébalo durante 10 días, etc.
  • IMPORTE Y FORMAS DE PAGO. Aquí es donde le tienes que detallar el precio y la forma de pago que vas a aplicar.
  • ANEXOS

Otros consejos:

  • Cuida la presentación, apóyate en alguna imagen. Una herramienta de diseño sencilla y práctica que te recomiendo es CANVA.
  • Evita párrafos que no aporten valor. Cuando el cliente esté leyendo tu propuesta va a empezar a leerla con mucho interés y ese interés no le va a durar mucho tiempo.
  • Establece un compromiso por tu parte. Una vez que el cliente termine de leer tu propuesta quizás tenga cosas importantes que hacer y desconecta de tu propuesta y empiezan a pasar los minutos, las horas, incluso los días y … En algún momento tienes que indicarle que te vas a poner en contacto con él, por ejemplo, avísale que al día siguiente por la mañana le vas a llamar para ver que le ha parecido y resolverle cualquier duda que tenga.

¿Qué te ha parecido? Compártelas y enriquece el debate comentando en este articulo